Cómo superar los problemas de confianza

Cuando estamos hablando de quedar, conocer gente nueva e iniciar una relación la falta de confianza puede ser un problema. De hecho, las experiencias de relaciones pasadas y las conductas de ex parejas afectan directamente al nivel de confianza que se deposita en las personas que aparecen nuevas.

Cuando estamos hablando de quedar, conocer gente nueva e iniciar una relación la falta de confianza puede ser un problema. De hecho, las experiencias de relaciones pasadas y las conductas de ex parejas afectan directamente al nivel de confianza que se deposita en las personas que aparecen nuevas.
Asimismo, la superación de dichos problemas puede parecer a priori complicado, sin embargo, es algo positivo, sólo se tienen que seguir una serie de sencillas pautas para recuperar la confianza:

1.    Genera confianza
Al salir con alguien nuevo, a menudo sabemos poco, o más bien nada, acerca de su pasado y de su presente, sin embargo, estamos convencidos de que sabemos cómo es. ¡Error!
Recuerda que una nueva relación se construye a base de horas extras, ya sea mediante el intercambio de confidencias, secretos, miedos, deseos y sueños, siempre siendo totalmente honesto. Tienes que mostrarte como una persona en la que se puede confiar para mantener una de confianza.
La confianza forja los cimientos de cualquier nueva relación que pueda estar surgiendo, aunque debes recordar y poner en práctica que las acciones cuentan más que las palabras y debes actuar con honestidad y lealtad.  

2.    Borrón y cuenta nueva
Seguramente que la falta de confianza se deba a experiencias pasadas que te han hecho sufrir, pero es importante hacer borrón y cuenta nueva. La confianza se puede recuperar y mucho más aún se puede reconstruir, eso sí, tómate tu tiempo, es necesario. Además, es cierto que la confianza es algo que se tiene que ganar, no se puede regalar.

3.    Confía en tus instintos
La confianza es un comportamiento aprendido y que procede de las experiencias vividas en todos los ámbitos, no sólo en cuestión de relaciones y de las personas que te encuentres por el camino. Así que sí es importante que mantengas alerta los cinco sentidos, no creas todo lo que dicen, pero quédate con la copla. Recuerda que si pones en tela de juicio a alguien que sea directamente por hechos acontecidos concretos y en primera persona y nunca por rumores o habladurías.

4.    No uses a tu pareja como sparring
Cuando inicias una relación es habitual culpar de errores que ni si quiera ha cometido, por las malas experimentados del pasado y para evitar sufrir nuevamente daños innecesarios. Sin embargo, esa barrera de defensa daña a la persona que está intentando acercarse a nosotros.
Tampoco espíes el móvil de tu nueva pareja porque el anterior iniciara una relación antes de finalizar la vuestra, en busca de un pretexto por el cual puedas decir en voz alta: ¡lo sabía! Tener razón no siempre es bueno.
Si no estás lista para confiar en una pareja, es mejor y más saludable para ambos, no iniciar una relación.