Cómo conquistar a un chico malo

George Clooney, Jason Statham, Johnny Depp, Collin Farrel y Jude Law son alguno de los ejemplos del prototipo de “chico malo” que atraen a las mujeres, esos que las hacen perder la cabeza y la cuestión es cómo conseguir el efecto contrario, es decir, cómo conquistar a un “chico malo”.
La primera clave para captar la atención de este perfil de chico es evitar demostrar que estás enteramente a su disposición, es decir, tienes que mostrarte como un reto para él. Están acostumbrados a tener la chica que quieran y eso les aburre, quieren retos, y eso es lo que tienes que se tú. No te sirvas en bandeja, no aceptes todos los planes que te proponga ni siempre que te los proponga.
Otra de las claves importantes para mantener en vilo a un “chico malo” es la conversación. Tal como ya se ha mencionado, les gustan los retos, así que la conversación debe ir por esos derroteros a través de juegos de palabras, usando los dobles sentidos y elevando un poco el tono de la conversación, para inmediatamente volver a cerrarse en banda y convertirse en un reto inalcanzable. Nunca des muestras de flaquezas, mantente en tu papel de “chica dura” y desinteresada.
En cuanto a los planes, lo primero ya está dicho, no tienes que aceptar todos los que te proponga ni cuando te los proponga. Debes jugar al despiste cambiándole la fecha y un poco la idea que tenía. Asimismo, debes organizar planes que rompan lo común, evita una tarde en el cine o un paseo por el parque, debes ser más arriesgada y ofrecer ideas que supongan un reto. Un buen ejemplo es una tarde en los karts o saltar en paracaídas (si es que te atreves). Combina planes los dos solos con planes con amigos de por medio para, una vez más, demostrar tu poco interés en él, eso sí, aprovecha algún rato a solas para retarle verbalmente e insinuarte.
El flirteo también tiene que suponer un reto, tiene que ir ligado al uso de los dobles sentidos y los juegos de palabras. En este caso, la comunicación no verbal juega un papel muy importante y debes mostrarte coqueta, dulce y cariñosa, sacando con tus palabras la fiera y la furia que llevas dentro.
Por último, para retener a un chico malo una vez conquistado no debes bajar la guardia. Tras los primeros besos y las primeras citas no puedes lanzarte y caer rendida a sus brazos, debes seguir siendo (o pareciendo) un reto. Los celos, para este tipo de hombres, son inaceptables, no quieren perder su estatus de conquistadores por lo que no pueden tener a su lado a una mujer que no les deje flirtear de vez en cuando. Tienes que demostrar mucha confianza y seguridad en ti misma.