Ventajas y desventajas de seguir con un amor de verano

La época estival acompañada de las vacaciones de verano es el momento en el que más gente nueva conocemos y por ende, puede surgir lo que se conoce como “amor de verano”. Este tipo de relación lleva incluso ya en su designación la duración, es decir, es una relación que como mucho durará el verano, pero no siempre es así.

La época estival acompañada de las vacaciones de verano es el momento en el que más gente nueva conocemos y por ende, puede surgir lo que se conoce como “amor de verano”. Este tipo de relación lleva incluso ya en su designación la duración, es decir, es una relación que como mucho durará el verano, pero no siempre es así.
Son muchas las parejas que se han conocido en esta época del año, pero que sin embargo llevan lustros de relación.
Sin embargo, hay una serie de ventajas y desventajas de continuar con una relación con fecha de caducidad, a continuación puedes encontrar lo bueno y malo de ello.

Ventajas:
    1.    La vuelta al cole, a la rutina, no se hace tan traumática, siempre tienes el “recuerdo” del verano contigo.
    2.    No tienes que seguir buscando, ya has encontrado una persona con la que congenias, te diviertes y en general te gusta.
    3.    Los domingos de frío y los planes caseros ya están cubiertos gracias a tu nuevo acompañante.
    4.    La sequía del invierno anterior en cuestiones de relaciones íntimas también queda resuelto ya que como inicias la relación, y al principio la frecuencia es un no parar, este año la cosecha será abundante.
    5.    Pensando un poco más a largo plazo, podrás unirte a las vacaciones de las parejas. En la pandilla siempre hay dos planes, el de los solteros y el de los emparejados, siempre te ha tocado sumarte a los de los solteros y ahora podrás probar cómo se lo pasan los otros.

Desventajas:
    1.    Tenías claro que era de verano y en cuanto termine el verano quieres terminar la relación. Quieres conocer gente nueva y ese “rollito” te lo impide, pero pensabas que había quedado claro, sin embargo, no ha sido así y ahora tienes que enfrentarte a una ruptura en toda regla.
    2.    Es de una ciudad diferente, le conociste en tu lugar de veraneo y es un lugar desértico en invierno, es decir, no te apetece lo más mínimo viajar en invierno allí y sabes que te tocará ir a verle (habéis acordado una vez cada uno).
    3.    Ha vuelto a entrar en tu vida el “asunto” que dejaste pendiente antes de irte de vacaciones y que te apetece retomar, pero ahora ya no es tan fácil.
    4.    Tus amigos “solteros” ya no cuentan contigo para los planes alocados de fin de semana, han pasado a considerarte del clan de los “casados”.