Canciones de amor que nos inspiran

Hay temas que por sí solos consiguen despertar en nosotros sentimientos profundos de amor, sensualidad y atracción. Te presentamos una banda sonora escogida que se convertirá en el complemento ideal de tus momentos love.

Hay temas que por sí solos consiguen despertar en nosotros sentimientos profundos de amor, sensualidad y atracción. Te presentamos una banda sonora escogida que se convertirá en el complemento ideal de tus momentos love.
Ya lo descubrió el filósofo Arthur Schopenhauer hace más de un siglo: «En la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad». La música es posiblemente la más poderosa y a la vez misteriosa de las artes. Capaz de comunicar, de expresar y de conmover sin palabras, desde el inicio de la civilización nos ha acompañado en nuestra vida cotidiana como un complemento a la propia existencia. El intenso sentimiento amoroso se ve estimulado y toma forma sobre las notas de algunas de las canciones más románticas de todos los tiempos.

My heart will go on – Celine Dion
El tema central de la película “Titanic” está considerado como la canción más exitosa de la historia interpretada por una mujer. Fue ganadora del Óscar a la mejor canción original y se vendieron más de 30 millones de copias en todo el mundo. “Mi corazón seguirá latiendo”, como se puede traducir al español, describe un amor intenso, pasional y profundo capaz de superar las barreras del tiempo y del espacio. Ideal para reencuentros o declaraciones de amor.

I will always love you – Whitney Houston
La canción que se hizo famosa al ser interpretada por Whitney Houston en la película “El Guardaespaldas” tiene un origen para muchos desconocido. La autora del tema “I will always love you” es en realidad Dolly Parton, que la escribió y compuso en 1973 con un notable éxito en los círculos del country. En 1991 Whitney Houston la vuelve a interpretar como tema principal de la cinta romántica convirtiéndola en éxito planetario y vendiendo más de 48 millones de copias. El tema, traducido por “Siempre te amaré”, es perfecto para despedidas o declaraciones de amor eternas.

With or without you – U2
Considerada una de las mejores canciones de la banda irlandesa se convirtió, en el año 1987, en el primer sencillo de U2 en conseguir el número uno en Estados Unidos. Lo anecdótico es que tras componerla, el grupo consideró durante un tiempo rechazarla al considerar que no tenía la calidad suficiente para ser lanzada. Tras una serie de arreglos de estudio fue incluida en el álbum “The Joshua Tree”. Lo demás ya es historia. Un sector de los fans asegura que “With or without you” (contigo o sin ti) es la balada de amor atormentado propicia para una ruptura.

Sexual Healing – Marvin Gaye
“Estoy caliente como un horno” o “vamos a hacer el amor esta noche” son algunas de las frases del tema “Sexual Healing” (Curación Sexual), incluido en el disco de Marvin Gaye “Midnight love” de 1982. El tema no sólo consiguió elevar la temperatura sexual de sus millones de fans sino que, gracias a él, el cantante recibió sus dos primeros Grammys. Algunos medios han afirmado que la canción le ayudó a Marvin Gaye a superar su obsesión por la pornografía. El tema más sensual de la historia creará la atmósfera perfecta para esa noche de pasión.

Je T’aime – Serge Gainsbourg y Jane Birkin
Para muchos es la máxima canción de amor. Pese a que fue grabada una primera versión en 1968 por Gainsbourg y Brigitte Bardot, su amante en ese momento, la actriz le pidió al músico que no la publicase debido a su contenido escandaloso. Ese mismo año el artista conoce a Jane Birkin, se enamora de ella y graban una nueva versión que es lanzada en 1969 desatando la polémica. El tema, que reza “Yo te amo…yo tampoco”, representa el acto sexual sin amor, con susurros, gemidos y un orgasmo de Birkin incluído. Una canción prohibida en su momento y altamente erótica que os llevará a un nivel superior de excitación.