Mujer joven vs hombre joven; Michael Douglas versus Demi Moore

¿Cuántas veces has deseado que la juventud se agarrara de tu brazo o te rodeara la cintura para siempre? ¿Cansado de los viejos conocidos y aburrido de siempre lo mismo? ¿Es la solución poner años de frescura a tu lado o lo que es lo mismo, salir con alguien más joven? Descubre los pros y contras de mantener una relación con alguien de menor edad.

Arquetipo A: Michael Douglas y Catherine Zeta Jones (hombre mayor que mujer)
En esta situación las ventajas para ellas se centran en la madurez de los hombres, es decir, siempre se ha dicho que ellos necesitan más tiempo que las mujeres para alcanzar la madurez. Así que, si estás cansada de jovencitos, quizás un hombre con un poco más de sentido común, experiencia y sabiduría en las artes amatorias sea una buena opción.
Por su parte, los hombres encuentran ventajosa la energía y vitalidad de mujeres más jóvenes y, sobretodo, la sensación de rejuvenecer con nuevas sensaciones y aventuras.
Aunque el referente sea Michael Douglas, hay otros muchos famosos que mantienen relaciones con mujeres más jóvenes como Tom Cruise con Katie Holmes o el presidente de la República de Francia, Nicolas Sarkozy con Carla Bruni.
En cambio, los inconvenientes más habituales son la dificultad real de afrontar el tren de vida de ellas, porque físicamente la diferencia de edad se nota, así como los prejuicios que aún existen en la sociedad y que tilda de “mantenidas” y “vividoras” a las mujeres que acompañan a hombres más mayores.
Al mismo tiempo, en el caso de las jovencitas no sólo tienen que enfrentarse a la opinión pública, sino que tienen a su lado a una persona que, en gran parte de los casos, ya se ha casado y ha tenido hijos, por lo que suele quedar fuera de sus planes.

Arquetipo B: Demi Moore y Asthon Kutcher (mujer mayor que hombre)
En este caso, las españolas han roto la imagen tradicional de la pareja y no ven ningún problema en convertirse en cougars: mujeres sin complejos que eligen como compañeros a chicos bastante más jóvenes, tanto es así que 7 de cada 10 encuestadas por Meetic y Cosmopolitan TV aseguran que les resulta indiferente la imagen que transmiten al salir con alguien más joven. Además del ejemplo de Demi Moore existen otros muchos como Madonna, Courtney Cox, Sara Montiel, Kylie Minogue, o series como Cougar Twon que están fomentando un cambio en esta mentalidad.
La principal ventaja de mantener una relación con hombres más jóvenes está, sobretodo, enfocada a la cura de juventud, es decir, revivir en brazos vigorosos emociones prácticamente olvidadas, momentos mágicos y noches interminables. Otra mejoría es que los hombres actualmente menores de 35 años han sido educados por madres que han vivido la revolución sexual y las luchas feministas, así que no se sentirán amenazados por tu carrera profesional ni te delegarán todas las tareas domésticas.
En el estudio Cosmpolitan TV-Meetic se derriba otro mito y es que ellas no se basan en aspectos físicos a la hora de elegir a un hombre de menos edad, sino en la actitud positiva y optimista de ellos.
En el caso masculino, si eres un chico poco deseoso de fundar una familia, de vivir cuentos de hadas de príncipes y princesas que se casan y viven felices para siempre, pero no quieres permanecer solo, una mujer mayor que tú estará encantada de compartir este estilo de vida.
En el otro lado de la balanza, lo primero que más pesa es la mentalidad reinante en la sociedad que, en la mayoría de los casos, ve con buenos ojos (incluso halaga) el primer tipo de relación, pero critica duramente el segundo. Asimismo, el mayor enemigo vivirá en casa, la madre de él, quien te odiará cordialmente porque la mujer experimentada que vela por su hijo es ella.
En línea con la sociedad actual, entra en juego el culto al cuerpo. Tú eres joven, pero él más y su apariencia va a enfrentarte diariamente a su juventud insolente.
En definitiva, la diferencia de edad, de cultura, de generación supone otras referencias, otras expectativas y otros ritmos, pero al final lo que cuenta es sentirse a gusto con uno mismo y con su pareja.