Qué esperan hombres y mujeres de su pareja ideal

El mito asegura que la mayoría de mujeres sueña con ese príncipe azul atractivo y valiente al que reconocerá nada más verlo y que le hará feliz para siempre. Los hombres por su parte esperarán dar con esa mujer guapa, divertida y comprensiva que sea una mezcla entre su madre, la profesora de plástica de sus años de colegio y una modelo de lencería. Por fortuna las cosas han cambiado y el objetivo de la mayoría de personas es ser feliz junto a alguien que conecte y que le haga sentir especial, derribando la mayoría de estereotipos. Pero ¿las motivaciones son las misma en hombres y mujeres?

TEST DEL AMOR
Seguro que recuerdas aquellos test que poblaban hace años las revistas adolescentes y que, a día de hoy, siguen despertando interés en millones de personas. Con títulos como “¿Cómo será mi media naranja?” o “Descubre si sois compatibles”, nos ofrecían distintas opciones a preguntas concretas como “¿Te consideras una persona impulsiva?”, “¿Eres rápido resolviendo conflictos?” o “¿Cuántas veces has sufrido por amor?”. La base real sobre la que se asientan estos cuestionarios tiene que ver con un hecho clave: determinados rasgos de nuestras personalidad son fundamentales en la elección de nuestra futura pareja. Pero, y de una manera inconsciente, muchos de nosotros tendemos a depositar la carga de la responsabilidad en el otro.
“Es imprescindible que me quiera al máximo” – afirman muchas mujeres al ser preguntadas por los rasgos que debe de reunir su pareja ideal. “Para mi es importante que me entienda como soy” –suele ser la respuesta de la mayoría de hombres. En ambos casos todos esperan que sea la otra persona la que haga funcionar, de manera mágica, los engranajes de una relación sin pensar muchas veces en su propio comportamiento. De ahí que, una vez pasado el periodo idílico del enamoramiento, muchas de las relaciones se conviertan en decepciones al no haber alcanzado las expectativas deseadas. Por ello es tan importante construir relaciones sólidas basadas en el conocimiento mutuo, la comunicación y el respeto.

CUESTIÓN DE SEXO
El éxito de una relación tendría que ver en gran parte con el hecho de no depositar nuestras esperanzas exclusivamente en el otro, sino en conseguir realizar un trabajo común en pos del amor. No obstante, y cuando hablamos de rasgos concretos, hombres y mujeres no coinciden en la lista de deseos. Al pensar en la mujer ideal el sector masculino valoraría mucho la seguridad en sí misma y la autosuficiencia. El cuento del macho al rescate que se presente para resolver un conflicto o arreglar la cisterna ya no está a la cabeza de las fantasías en ninguno de los dos sexos, y sí la mujer que se vale por si misma sin ayuda. Otros puntos que ellos valoran son la feminidad (que no es sinónimo de debilidad), el equilibrio emocional y una actitud activa y lanzada frente al sexo.
Al ser preguntadas ellas sobre sus preferencias uno de los primeros requisitos estaría marcado por su búsqueda del candidato ideal para formar una familia, lo que conllevaría estabilidad, instinto paternal y seguridad económica. Además a la mayoría de mujeres les gusta sentirse cuidadas y atendidas a diario, ser únicas para sus parejas y especiales (de ahí que los chicos detallistas lleven mucho terreno ganado). Todas coinciden en la importancia de una comunicación sincera, así como la necesidad de fidelidad, estabilidad y la capacidad de integrase en su entorno.