Mundial de fútbol: ¡chicas os toca jugar!

El Mundial de Fútbol ha llegado y el planeta parece haberse transformado en un gran balón al que todo el mundo quiere dar una patada, pero nadie está seguro en el objetivo que se quiere alcanzar, la mayoría lo ven como un pretexto pare reunirse todos juntos.
Por más que sea imposible escapar de este frenesí ¡quién podría resistirse en esta ocasión

Terminadas las estrategias ultradefensivas
Lejos ha quedado el tiempo esperando replegado en los dieciséis metros, es decir, con los brazos cruzados en el sofá a la espera de que el partido terminase, rechazando incansablemente los ataques del adversario que intentaba hacerte apreciar este deporte, compartiendo ruidosamente contigo sus comentarios chovinistas sobre el juego en curso.

La mejor defensa, el ataque
Una máxima que saben los hombres desde el principio de los tiempos, incluso los futbolistas como Diego Maradona. Así que fíjate un objetivo y pasa al ataque. ¿Tienes miedo? Proponle compartir un partido con él. Incluso si no te gusta demasiado este deporte, ya verás la excitación del juego ¡es muy comunicativo! Él no sacará esta proposición fuera de banda.

Derecho al gol
El lema de la Selección Española también vale en materia de seducción: ya sea a través de Internet o en cualquier relación entre solter@s, hay que ir derechos al gol. Un gran pase en profundidad a espaldas de la defensa te desmarcará y estarás sola ante el gol. Haz de tripas corazón y da el primer paso, ve a hablarle, proponle una salida (¿vemos un partido del Mundial?) Lo adorará… Hacen falta pocas cosas para provocar una ocasión de gol, y antes de que hayas tenido tiempo de decir “Copa del Mundo de Fútbol FIFA 2010 en Sudáfrica”, ya seréis casi una pareja. No podrá más que ser rendirse a estos esfuerzos que desplegarás para entender mejor su universo.

Evita la trampa del fuera de juego
¡Atención! No confundir “táctica ofensiva” con “todos al abordaje”. Dar el primer paso es una excelente idea que te permitirá establecer más rápidamente una relación con él; sin embargo, esto no implica que tengas que abandonarte completamente, exponerte desde el primer momento. Conserva un poco de misterio para atraerlo mejor hacia tu campo.

Una buena circulación del balón
¿Cómo encontrar el equilibrio justo? Olvidando un poco la lógica del partido entre adversarios y considerando que para que una cita sea divertida, hace falta que los dos equipos jueguen bien. Así que, haz circular el balón: establece una comunicación franca y directa con él, hazle comprender lo que buscas, lo que le propones. Apreciará tu honestidad, os evitareis malentendidos y ¡los dos saldréis ganando de este partido!