Fórmulas de vacaciones en pareja, ¿solos o acompañados?

En vacaciones, como en la vida, más vale estar solo que mal acompañado. Pero si un retiro siberiano como ermitaño puede tener su encanto, las verdaderas vacaciones, ésas que dejan recuerdos de bronceador y arena entre los dedos de los pies, requieren trabajo de equipo. A continuación os presentamos las distintas fórmulas de vacaciones.

Vacaciones de 2 + 0
El modelo clásico de vacaciones, los dos solos en el mundo.
Riesgos y dificultades:

  • Si sois una pareja relativamente nueva, las vacaciones en pareja pueden ser un desafío: estar el uno con el otro todo el tiempo, levantarse y acostarse juntos, la convivencia,… ¡Es una prueba!
  • Asimismo, los amigos o la familia podrían sentirse excluidos, sobre todo si se ha tenido la costumbre de pasar las vacaciones juntos.

Ventajas:

  • Estáis tranquilos, nadie os molesta, sois libres de hacer lo que queráis, cuando queráis y dónde queráis. Podéis considerar la siesta como la actividad más importante del programa de hoy.
  • Incluso viviendo juntos, a veces cuesta trabajo encontrar tiempo para el otro, por lo que las vacaciones pueden ser una oportunidad soñada para despertar vuestro amor o revivir la intensidad de vuestra primera cita.

Vacaciones de 2 + 2
Este modelo es en el que añadimos una pareja más a las vacaciones, una gran salida a cuatro: puede ser muy divertido o convertirse en un terrible infierno.
Riesgos y dificultades:

  • Si ya es difícil encontrar dos personas que se entiendan bien, imagínate cuatro… Y es suficiente que uno de los cuatro reme contracorriente para que eso se convierta en un infierno.

Ventajas:

  • Cuando todo el mundo está en la misma onda, se entra en una dinámica de pareja, una manera divertida de estar juntos sin caer en la rutina.
  • Y además cuatro, eso abre numerosas posibilidades aunque sólo sea por los juegos: carreras de relevos, vóley playa mixto, juegos por equipos,…

Vacaciones de 2 + los amigos
 
En este caso, consiste en alquilar un apartamento y meter a una pareja y ocho amigos dentro
Riesgos y dificultades:

  • Queriendo mezclar los churros con las merinas, corréis el riesgo de pasar las vacaciones en un equilibrio inestable: deberéis dividir vuestro tiempo y vuestra atención, repartirlos equitativamente, moderar las susceptibilidades, dar prioridad a la pareja sin abandonar a los amigos/as solteros/as, etc.
  • Si un amigo/a no se entiende bien con el resto, las vacaciones se anuncian tensas, sobre todo cuando, necesariamente, llegue el momento de repartir las tareas.

Ventajas:

  • Excelente equilibrio entre la fiesta adolescente y las vacaciones de adultos súper serias, la fórmula “los 2 + los amigos” permite salir en pareja sin renegar a la diversidad de vuestras amistadas.
  • Es la mejor oportunidad para que tu pareja conozca un poco mejor a tus amigos, o/y tú a los suyos: siempre se gana puntos al fortalecer los lazos con los amigos de uno y de otro.

Vacaciones los 2 + la familia
Vacaciones en pareja + familia es una ecuación que conlleva numerosas incógnitas y puede dar resultados totalmente distintos.
Riesgos y dificultades:

  • Pasar las vacaciones con los padres de uno de los dos significa compartir una o dos semanas con personas más mayores. Y esta diferencia de edad implica, especialmente, una diferencia de ritmo. Debéis conciliar las salidas nocturnas con los despertares madrugadores.

Ventajas:

  • Igual que con vuestros amigos, refuerza la unión de la pareja y los padres facilitando vuestra futura vida en pareja.
  • Y además, todos los sabemos, la cuadratura del círculo familiar ya no es completamente imposible durante estos momentos privilegiados que son las vacaciones. Durante este paréntesis, es muy fácil y agradable dar como pretexto ir de compras, aperitivos improvisados o excursiones al borde del mar para encontrarse, y lo mejor de todo… ¡pagan los padres!