5 juegos que te harán perder tus citas

¡No pongas tu cita en peligro!
Cuando acabas de comenzar una relación, siempre estamos tentadas de poner en práctica nuestras “armas de mujer”. Trucos que enganchen a nuestra pareja, que haga que no pueda vivir si nosotras,…Pero ten cuidado. A veces puedes pensar que eres la más lista en tu nueva relación por tu forma de manejarla, pero la perdedora podrías ser tú. Estos son cinco peligros que es mejor evitar.

El teléfono escacharrado
No hables de otras relaciones. Puedes pensar en alardear de tus admiradores, mencionando lo atractivo que es un nuevo compañero o aludiendo al ex que ya no está, pero así les puedes hacer pensar que habrá una nueva conquista después de ellos. Es mejor dar la impresión contraria. Además pueden dudar de si existe suficiente espacio en la relación para vosotros dos y tu ego, o pensar que os veréis afectados por los ecos de tu súper complicada vida amorosa. Tu cita sabrá si se siente atraída por ti o no, así que deja a un lado las conversaciones sobre tus ex, colegas atractivos y admiradores hasta que os conozcáis lo suficiente para bromear sobre ello.

Quien se fue a Sevilla…
A no ser que seáis ambos extremadamente liberales, tener más de un interés amoroso puede romper corazones por doquier. No sólo para la gente con la que te repartes, quienes se sentirán traicionados cuando se den cuenta y saldrán espantados, sino también para vosotros dos, ya que no podréis esperar nada interesante de la relación. Si dos potenciales amores vienen a la vez, no pasa nada por apuntar sus datos para tenerlos a mano si te quedas soltera de nuevo. Pero si estás tentada de quedar con dos personas a la vez debes preguntarte por qué pasa eso. Quizá ninguna persona es adecuada para ti, y en tal caso mejor mantén tu soltería hasta que llegue alguien que te guste de verdad.

El escondite
Esperar mucho tiempo para contestar a los mensajes, llamadas o mails es el truco más viejo que existe. Si les dejas colgados estarán más contentos cuando te pongas en contacto, verdad? ¡Pues no! En la era digital nadie está siempre lejos de su teléfono o su bandeja de entrada, así que cuando no mantienes el contacto sabrán que es porque estás jugando. O peor, pueden pensar que estás viendo a alguien que les apartará de tu lado. Igualmente, el riesgo a perder es total cuando aparece alguien más y les contesta en su momento. Estás obligada a responder.

Veo, veo
Si tu cita parece más interesada en hablar con el taxista de lo que está en ti, no le des importancia. La conducta guiada por los celos no es la forma de decirle cuánto te gusta, en cualquier caso te delata como insegura o posesiva. Espera escuchar la voz de alarma y, si no está seguro de lo que siente por ti, ya se aclarará. Si sientes claramente que no le gustas suficiente quizá esta no sea la persona adecuada para ti.
 

En busca del beso
A todos nos encanta ser perseguidos, pero las reglas de ese juego son complicadas. Comenzar con demasiada fuerza te hace parecer desesperada o demasiado persistente, es como achucharles para que se den toda la prisa que puedan. Por lo que si alguien no se siente interesado, déjale tranquilo, que descubran lo estupenda que eres por sí mismo. Igualmente, dejarse llevar por el encanto en el comienzo de una relación reduce los motivos por los que jugar y puede provocar que tu cita dude de la sinceridad de tus palabras. Sea como sea, expresa lo que sientes, pero olvídate de hablar de futuras vacaciones, bodas o encuentros con la familia hasta que las cosas sean claramente serias.