Escribir para seducir

No todos hemos nacido con el don de la narración escrita. Al sintetizar nuestros pensamientos y darles la forma de mensaje corremos el peligro de que los  sentimientos se queden por el camino. La opción de tener a un Cyrano de Bergerac a nuestro lado ayudándonos a dar forma a nuestro amor tampoco es muy realista. Por ello es importante que cada persona encuentre su propio estilo y lo adapte a las circunstancias. Existen una serie de trucos que nos pueden ayudar a triunfar en nuestras

No todos hemos nacido con el don de la narración escrita. Al sintetizar nuestros pensamientos y darles la forma de mensaje corremos el peligro de que los  sentimientos se queden por el camino. La opción de tener a un Cyrano de Bergerac a nuestro lado ayudándonos a dar forma a nuestro amor tampoco es muy realista. Por ello es importante que cada persona encuentre su propio estilo y lo adapte a las circunstancias. Existen una serie de trucos que nos pueden ayudar a triunfar en nuestras relaciones vía chat.
1.  La ortografía es fundamental. Puede parecer algo básico, pero escribir de manera incorrecta denota falta de atención, de interés y de formación. La red nos ofrece diccionarios y correctores de estilo que harán de la tarea algo sencillo.
2.  Mejora tu capacidad de síntesis. Si lo puedes contar en diez palabras en lugar de en veinte hazlo. En los momentos que vivimos el tiempo es algo escaso y economizar tus textos te ayudará, no sólo a agilizar tus relaciones, sino a transmitir tus emociones de manera más directa y comprensible.
3.  El poder de lo literal. Deja tu vertiente poética para cuando la relación esté más consolidada. La claridad a la hora de conversar vía mensaje nos hará parecer personas sinceras y despiertas. Exprésate con palabras sencillas y huye de las descripciones complicadas.
4.  Apuesta por lo positivo. Todos pasamos por malas temporadas. Si tu idea de mantener un contacto en la red pasa por cargar a la otra persona con los detalles de tus problemas, estás en el camino equivocado. Trata de mostrar tu mejor cara y deja los dramatismos para tus íntimos.
5.  Sin prisas. Imagina que tienes que improvisar un baile con esa persona a la que vas a escribir un mensaje. Estate pendiente de su ritmo, trata de coordinarte y mantén el tono correcto antes de pasar a la acción. Mejor pecar de prudente que pasarte de la raya.
6.  Sinceridad ante todo. Intuyes que la persona con la que has contactado desea establecer una relación formal y a ti lo que te pide el cuerpo en ese momento es sexo divertido y sin compromiso. Expón tus intenciones cuanto antes (con la debida diplomacia), si no quieres que todo acabe en un malentendido.