¿Cómo presentarle a mis amigos?

Las fases de una relación no son siempre sexo y rock’n roll. Las conversaciones delicadas, las manías que intentamos esconder, los WhatsApp de los ex y cómo no… ¡los momentos oficiales! Son periodos de prueba en los que ambos jugáis la partida mirando de reojo las cartas del otro. Eso sí, si la suerte os ha acompañado en las primeras rondas no hay por qué temer la jugada final. Así que si has tomado la decisión de presentarle a tus amigos pero no sabes el cómo, aquí te dejamos algunas ideas para poner en práctica.

1. ¡Surprise!

El método in fraganti tiene su aquel. Una cena improvisada, unos invitados de última hora, un «os presento a Ana» que se escapa después del saludo… las formulaciones pueden ser infinitas pero jugar con la incertidumbre entre tus amigos puede romper el hielo y sobre todo evitar la batería de preguntas personales (o indiscretas). ¡Sorpresa!

 

2. Test/ Juego

Para los que les gusta jugar en 1ª división o si, simplemente, quieres ir allanando el terreno siempre puedes optar por la opción del test o juego. Comprueba si tus amigos pillan la indirecta con alguna que otra reflexión fuera de lugar como «a ella también le flipan las pelis de superhéroes», «¿quién decías?». Seguramente a la segunda o tercera (no todos tus colegas son tan avispados) ya se vayan dando cuenta de qué va la historia, mientras tú sigues paseándote por las nubes…

3. Tequila, fiesta y…

Si eres de los que desborda desparpajo, el combinado tequila y fiesta te abrirá las puertas a esa conversación pendiente con tus amigos. Si eres de los que experimenta momentos de afecto repentinos, seguidos de abrazos y palmaditas en la espaldas, y la confianza os da carta libre entonces aprovecha el momento en grupo para contarles que tu última Julietta ha pasado a ser algo más que una amigovia. ¡Y apúntate un tres en uno!

4. El discurso del rey

Es el clásico entre los clásicos. Ese momento que llevas esperando toda la noche para soltar la parrafada que te has estudiado en casa esta tarde antes de salir (¡ni que fueran las tablas de multiplicar!). Pero tú eres así de organizado y te gustan las cosas bien hechas. Así que te lanzas y después de ese speech que nada tiene que envidiar al de Obama en el día de la Hispanidad tus amigos te aplauden como si hubieras corrido una maratón en mitad del desierto. ¡Ellos son así de efusivos!

 

5. Baile de disfraces

Carnavales, Halloween, las Fallas o el cumpleaños de Pablo, ocasiones para disfrazarte no te faltan y lo cierto es que acabas de caer en que podría convertirse en la excusa perfecta para presentarles a tu chica. El misterio por descubrir quién se esconde detrás de ese disfraz se sumará al interés de conocer la personalidad que ha conseguido sacarte de tu club de serieadictos abonados a las 4 de la mañana. Ahora empiezan a encajar algunas de las piezas del puzle…