Empezar una relación virtual durante el confinamiento

María Pasión, nuestra experta en amor de Meetic, nos ofrece algunos consejos para empezar una relación virtual durante el confinamiento por el coronavirus

El confinamiento a simple vista no suena a nada bueno para las personas solteras que buscan pareja. Pero, pese al hecho de no poder quedar en persona, las citas online no han perdido fuelle. De hecho, este es el momento perfecto para dar rienda suelta a tu creatividad e inventar nuevas formas de conocer a alguien. En serio, ¡vale la pena embarcarse en la aventura de las citas virtuales!

Una cita virtual consiste en tener una videollamada con una posible pareja. A la hora de planificar tu cita, hay dos cosas en las que tienes que pensar: elementos de producción y creatividad.

A pesar de que en estos momentos lo más tentador es pasar todo el día en pijama, vale la pena arreglarse, aunque solo se trate de un encuentro virtual. Para ello, debes tener en cuenta qué es lo que la otra persona verá exactamente.

Piensa en lo que se va a ver de fondo. No te compliques demasiado, pero, sobre todo, asegúrate de que tu cámara no apunte al baño o a esa pila de platos sucios. Coloca la cámara de tu portátil a la altura de la vista: esto te permitirá lograr un ángulo más favorecedor que si te miran la barbilla desde abajo.

Por último, fíjate bien en la iluminación. Si tu videollamada se va a hacer de día, ponte frente a una ventana para beneficiarte de la luz natural, sin ponerte a contraluz. Si vas a «quedar» de noche, entonces coloca una lámpara detrás de la pantalla para que tu cara quede bien iluminada.

La regla de oro de las citas virtuales es exactamente la misma que la de las citas presenciales: ¡pasarlo bien! Las citas virtuales son una fantástica manera de conocer a alguien sin la presión que supone quedar en persona.

¿Por qué no le propones un juego a tu interlocutor/a? Podríais jugar a algo clásico, como adivinar palabras con mímica, o atreveros con una ronda del «Yo nunca». ¡Depende de vosotros! Si la idea te inquieta, también podrías planear una «cita virtual doble» invitando a un amigo cada uno. Esta es la mejor manera de obtener una segunda opinión de tu mejor amigo/a.

Si vuestra primera cita va bien, la próxima vez también podríais intentar cocinar algo juntos o pedir los mismos platos a domicilio para así «compartir» una comida. Sin duda no se puede comparar con una cita en persona, pero recuerda que conocer a alguien sin prisas también tiene sus ventajas. Así que disfruta del flirteo de una cita virtual. Si conectáis, habrá muchas probabilidades de que disfrutéis de vuestra compañía mutua en la vida real en cuanto todo esto acabe. ¡Feliz cita!

 

Descubre otros consejos en nuestra página de coaching VOD gracias a los videos gratuitos realizados en alianza con nuestros Expertos en coaching amoroso.

También escucha los episodios de nuestro podcast Amor y Cuarentena, producido por la talentosa Penélope Boeuf de la Toile en Écoute, para llenarte de consejos y vibraciones de amor.