Ideas románticas para un San Valentín mágico

El día de los enamorados ha llegado y, aunque, no haya la obligación de regalar, los detalles dicen mucho de vuestra relación y su elección puede tener importantes consecuencias.

El día de los enamorados ha llegado y, aunque, no haya la obligación de regalar, los detalles dicen mucho de vuestra relación y su elección puede tener importantes consecuencias. Así, antes de comprar, consulta nuestros top 5 de las mejores y peores ideas para San Valentín. Las 5 peores ideas 1. Los regalos infantilizados. Quizás lo encuentres «muy bonito» y «una completa monada», pero un peluche o cualquier otro artículo encontrado en la estantería no tiene por qué hacer feliz a tu pareja. 2. Los regalos con mensaje. Desde luego que piensas que haces bien, pero no es el momento para «echarle una mano». No hagas alusión a sus kilos de más regalándole un abono para el gimnasio. ¡Tampoco intentes darle consejos sobre su look regalándole laca de uñas! 3. Los crisantemos. Sí, este ramo es bonito y original, pero no es una buena idea. Si nadie lo compra el 14 de febrero, debe existir una buena razón para ello. No te pases de innovador. 4. Un regalo barato o desfasado como las rosas rojas de plástico. En efecto, quizás es más práctico, más resistente, más limpio, más querido, pero todas estas ventajas no conforman un buen regalo. Tu pareja sin duda no será sensible a este ramo sin romanticismo. El mal gusto no se lleva bien con la fiesta de los enamorados. 5. Un animal. Este gatito es monísimo y una idea original, pero ¿qué hacemos con el gato durante las vacaciones? Las 5 mejores ideas 1. El viaje. ¡No es necesario regalarle dos semanas todo incluido en la otra punta del mundo! Puede ser simplemente los billetes de una compañía de bajo coste para un fin de semana de enamorados en una ciudad romántica europea. 2. Una cena en un buen restaurante. Este regalo es un clásico que no pasa de moda. Ten cuidado de elegir bien vuestro restaurante: elegante, pero no kitsch, íntimo, pero no desierto, refinado, pero no estirado y será todo un acierto. 3. Ropa interior sexy. Ambos estaréis encantados por lo que significa un regalo así. 4. Las joyas. ¡Es un clásico! Sin embargo, evita el efecto de la alianza. Elige simplemente algo que le pueda gustar. El simple hecho de que se lo des en San Valentín ya llevará un valor simbólico. 5. Spa para dos. Esa idea original, beneficiosa, divertida, os irá bien a los dos. Día completo de cuidados o masajes compartidos, de cualquier manera, ese momento será perfecto. El regalo de San Valentín es un paso obligado para la mayoría de las parejas. A menudo es un momento crucial, sobre todo para los recientes ex-solteros para los que sea el primer 14 de febrero: ¡un presente bien escogido y tu cita arrancará!