El arte de escribir mails CON respuesta

¿Escribes últimamente algunos mails que no obtienen respuesta? No hablamos ya de la respuesta deseada, es ¡una señal al menos! Aquí te vamos a decir cómo empezar a obtenerla, de la mano de la experta en relaciones de Match.com, Kate Taylor.
Antes de escribir un mail desde tu perfil online, deberías revisar cuidadosamente cómo apareces, tu look, tus fotos, tu descripción. Cuando mandes un mail, el o la destinatari@ mirará tu perfil antes de contestar, para asegurarse de que le gusta lo que ve o lee. Puede que no hayas recibido respuesta hasta ahora por esa razón, así que te animamos a que cambies las fotos, pongas una genial descripción de ti mism@ y entonces, lánzate a escribir con estos tips que te ofrecemos.

Cuida el asunto de tu mail: provócale intriga
Según un estudio americano, la gente es más propensa a abrir un email cuando han conseguido sentir curiosidad sobre su contenido, o piensan que podrá serles de alguna utilidad. Recuerda que “aterrizas” en su buzón de entrada con sólo una línea, así que pícale su curiosidad. Haz alguna referencia a su nombre de perfil, mostrando tu interés des el principio. Siempre será mejor que un “Hola qué tal”, o peor, “Ola ké ase”.

“Tenías que ser tu”
Deberías decir claramente que ese mail ha sido escrito para esa persona en particular de entre toda la base de datos. Cuando consigues implicar a la persona de esa manera, hablándole de lo que le hace ser quien es, tienes más papeletas de que te respondan. Prueba a hablar tanto de su look como de su personalidad como un todo.

Encuentra puntos en común inusuales
Es un hecho de que ganas puntos si mencionas algo que tengáis en común. No sólo refleja que te has molestado en leer su perfil, sino que además destaca aquello que podría haceros funcionar como pareja. Si además hablamos de algo más atípico, inusual o minoritario, la respuesta es casi segura. Fuisteis al mismo concierto? Habéis estado en el mismo sitio de viaje? Sois ambos fans de “Star Treck”, o unos frikis de las series? ¡Díselo!

Diálogo
Digamos que es mala idea plantear una cita nada más empezar. Muy pronto. Resérvalo para el tercer o cuarto mail. La misión del primero es empezar una conversación, no lo olvides. Así que no incluyas ningún freno a la conversación como “Contesta si mi perfil no te parece horrible”. ES mejor acabar con algo divertido y fácil de contestar como “Cuál es tu disco favorito de (la banda que os gusta a los dos)?” o “Qué es lo que más te gustó de roma?”

Lo bueno, si breve, dos veces bueno
Si tu mensaje es corto, es más fácil que obtengas respuesta que si es largo. Tres o cuatro frases son suficientes. No hay ninguna necesidad de poner a prueba la paciencia de tu lector/a. Además, si a quien escribes le cuesta expresarte, le pones en la incómoda situación de sentirse obligado a contestar también con otro email largo. Sé informal, cortés y breve. No hace falta llevarlo al extremo, escribiendo como un adolescente “K tal sts?”, a no ser que quieras que te contesten con un emoticono. Un párrafo encantador es perfecto. Y recuerda la regla de oro:

NUNCA NUNCA NUNCA hagas copia/pega
Has seguido estos consejos y has conseguido crear el email perfecto. Así que decides enviárselo a cualquier que encuentras atractiv@ y que lloverán las respuestas de tus perfiles Favoritos. NO. La naturaleza humana está diseñada para identificar mails en cadena. Es como si pudiera olerse. Y resulta insultante. ¿Por qué además, deberías obtener una respuesta personal de un mail general? Los hombres tienden a esta práctica del mail “modelo” porque parece que será más eficiente escribir un mail y enviarlo a cincuenta chicas. Pero lo que resultará seguramente, es la manera más eficiente de enfadar a cincuenta chicas.