o

Meetic y Uber Eats logran hacer más reales las citas a distancia.

A medida que la segunda ola de COVID-19 deja algunas comunidades en confinamiento, los solteros se adaptan a la nueva normalidad de las citas a distancia. Y una de las mejores maneras de hacerlo es usando la tecnología para romper las barreras entre el mundo real y el mundo virtual. ¡El amor en tiempos de COVID no se detiene!

Citas seguras con videollamadas de Meetic

Meetic ofrece ahora un servicio decitas por videollamada que permite a personas solteras conocerse cara a cara por Internet y compartir un momento de conexión real. De esta forma, no es necesario facilitar datos personales como direcciones de correo electrónico o números de teléfono si no estáis preparados. Miles de hombres y mujeres solteros ya han tenido una cita virtual durante el confinamiento. Esto demuestra que es posible crear conexiones reales y conocerse cara a cara incluso durante la segunda ola.

La opción de chatear por vídeo aparece una vez que dos personas solteras han intercambiado algunos mensajes a través del servicio de mensajería instantánea de Meetic. Esto es lo que les permite a ambos ver si hay química antes de dar un paso más y conocerse cara a cara, y además ayuda a los miembros de Meetic a sentirse más seguros, sabiendo que solo van a compartir una videollamada con las personas en las que empiezan a confiar.

Lo más parecido a una cena romántica

¿Pero cómo podemos organizar una primera cita ideal respetando el distanciamiento social? Una de las mejores maneras de tener una cita a distancia que se parezca lo máximo posible a los encuentros en persona, algo que todos esperamos poder disfrutar pronto, es compartir una copa o una comida con otra persona. Las aplicaciones de servicios de entrega a domicilio como Uber Eats hacen que esto sea fácil y seguro: los dos participantes simplemente tienen que pedir un plato de su elección y un mensajero de Uber Eats se lo entregará rápidamente y sin ningún contacto. Para aumentar el romanticismo y la conexión ¡hasta os podéis pedir el mismo plato!

Es la oportunidad perfecta para verse las caras online, compartir una comida y conocerse mejor en un ambiente relajado e íntimo que sea lo más parecido a una cita real. Estamos seguros de que mucha gente aprovechará la oportunidad para empezar algo real.

Las citas en tiempos de COVID nunca serán perfectas, pero gracias a soluciones innovadoras y a solteros creativos, podemos aprovechar la situación actual y usar este tiempo para conocernos mejor antes de que, un día, podamos volver a quedar en la vida real.

Consejos para disfrutar de una cena romántica virtual

Como ocurre en cualquier cita, es importante relajarse antes de compartir una cena online. Pero también vale la pena hacer las cosas bien: al fin y al cabo, de lo que se trata es de dar una buena impresión.

En primer lugar, asegúrate de que no te falle la tecnología. Probablemente lo más fácil sea usar un portátil con cámara, pero si eso no es posible, encuentra la manera de mantener tu tablet o móvil en una posición estable sin tener que sostenerlos durante toda la cita. La mayoría de la gente vista desde abajo pierde, así que, siempre que sea posible, intenta colocar la cámara a la altura de los ojos. ¡Una pila de libros podría servir de apoyo!

A continuación, piensa en la iluminación. La mayor fuente de luz debería situarse detrás de la cámara para que tu acompañante pueda verte bien la cara. Pero evita las luces brillantes directamente en los ojos porque podrían molestarte.

Piensa bien en lo que vas a pedir. Los espaguetis con salsa boloñesa están deliciosos, pero ¿seguro que quieres arriesgarte?

Y una vez que empecéis a charlar, deja que la conversación fluya. Empieza con algo sencillo, como preguntar cómo le ha ido el día o sobre las cosas que puedes ver a través de su cámara: por ejemplo, un animal o un objeto decorativo. Si en algún momento la conversación se enfría, no te agobies: es muy probable que ambos estéis un poco nerviosos. Simplemente pregúntale cómo está su comida o qué otra cosa tenía pensado pedirse y pronto volveréis a conectar.

Y cuando hayáis terminado, no te des prisa en lavar los platos; eso puede esperar. Lo más importante es que, a pesar del confinamiento, el coronavirus, el distanciamiento social y todas las demás cosas que nos están haciendo la vida difícil en estos momentos, estás teniendo una cita con alguien. Y quizás, quién sabe, podría ser el principio de algo real.