Encuentros Meetic / Home / MENSAJE ENVIADO / “¿Comemos con mis padres?” Enviado en la 3ª cita
share on facebook

“¿Comemos con mis padres?” Enviado en la 3ª cita

MockDrop

Cristina es una chica familiar, lo sabes desde el momento en el que te contó sus vacaciones de verano en modo camping car con primos, paella y su perro Max, y en parte esa es una de las razones por las que te gusta tanto. Ya desde la primera cita tuvisteis la sensación de que todo iba a marchar sobre ruedas. Estáis en sintonía. Volvéis a quedar y las conversaciones hacen interminables, el tiempo se os pasa volando y recibes una notificación del WhatsApp cada tres minutos que hace que se te acelere el corazón. De momento todo marcha viento en popa y a toda vela. Hasta que recibes un mensaje diciendo: “Por cierto, mis padres organizan una comida el sábado. ¿Te apuntas?” Recibido a las 16.34h. Tercera cita.

Tic, Tac…

Estás en línea, ella también. Ha visto el doble check azul, lo sabes y ella sabe que lo sabes. No hay salida, así que en ese momento comienza una carrera contrarreloj por encontrar una respuesta que te saque del apuro. Y es que aunque hayáis conectado desde el primer momento, la etapa “comida familiar” es un nivel que aún no te habías planteado, en cualquier caso no en tu tercera cita. Tu lado racional ya te ha redactado un informe en profundidad: es sólo un plan de sábado diferente, tu problema es que has visto muchas películas americanas (‘Los padres de ella’, etcétera,…) y seguramente tampoco te está invitando a hacer una presentación oficial en sociedad. Mientras tanto tu lado emocional no deja de gritar: ¡Padres! ¡¡P-A-D-R-E-S!! La semana que viene te propondrá ir a vivir juntos y ya no habrá marcha atrás, porque habrás conocido a su encantadora madre y no es plan de hacerles el feo después de haberte preparado una paella (te encanta la paella)…

¡Una tregua!

Una cosa está clara, nosotros no podemos saber qué se esconde detrás de esta proposición, cierto es (no queremos negar lo evidente), que este tipo de planes pueden provocan sudores fríos a más de uno. Y es porque no sabes qué es lo que esto puede significar para ella esa comida. Aún no sabes hasta donde os llevará esta historia así que no quieres involucrar a más gente de la cuenta. Dos ideas rondan tu cabeza:

A) Es una barbacoa familiar, con vecinos, primos y decenas de personas. Un evento para el que ha decidido contar contigo. Punto.

B) Es una comida-casting. Tú en un extremo de la mesa, su padre en el otro. Te planteas llevar tu currículum actualizado.

Por el momento no se trata de ningún compromiso formal, sólo una comida. Así que evita salir corriendo como Julia Roberts en ‘Novia a la fuga’. Si has enviado el emoticono de la flamenca para ganar tiempo antes de preguntar a todos tus colegas, olvídate. Lo mejor es hablarlo directamente y evitar las excusas del tipo: “Ya tengo planes para hoy”, “me acaban de pasar unas entradas para el partido de Champions” (eso quisieras tú), “me duele la cabeza”, “tengo que preparar un informe para mañana”… ¡que ya nos conocemos!


¿A qué estás esperando? Register

Parejas enamoradas que se conocieron en Meetic

Tu historia más bonita

No dudes en contar tu historia o en, simplemente, dar algunos consejos a aquellos que buscan el amor...

Compartir

Descubre los Eventos Meetic
Descubre los Eventos Meetic
Events

VOTA

Amistad chico y chica: ¿mito o realidad?
© Up To Date - Meetic

Cerrar X

x Si continúas navegando, aceptas la utilización de cookies para la obtención de estadísticas de audiencia y proponerte servicios y ofertas adecuados a tus intereses, botones con los que podrás compartir contenido, así como contenidos compartidos desde otras plataformas sociales. Más información