Encuentros Meetic / Home / EN LA CAMA... / El cachete erótico: ¿hablamos?
share on facebook

El cachete erótico: ¿hablamos?

Getty Images

Sheldon Cooper y su novia Amy parodian en una divertida escena de menage en The Big Bang Theory lo que antaño podría haber sido motivo de escándalo inquisitorio, de censura, o de exilio para los considerados impúdicos, es lo que los ingleses han catalogado como spanking (una técnica sexual BDSM que consiste en dar azotes). Películas como Secretary  ya habían sembrado el germen de esta moda erotico-festiva, aunque después de ver cómo 50 sombras de Grey ha hecho propaganda del erotismo más hard, corres el peligro de parecer un simple-minded (vaya un pardillo, sin más). Intentaremos, en la medida de lo posible adentrarte en el arte de dar cachetes en el trasero si las circunstancias invitan a ello. IMPORTANTE: ¡No se te ocurra hacerlo sin previo aviso, si no correrán tortas como panes! Avisados estáis.

Permitir que se depositen las cookies para acceder al contenido.

El cachete amateur

Es suave y delicado y otras veces inseguro. Ese roce intenso sube de nivel cuando sus manos aprietan con fuerza para pasar a la fase de caricias después. Es lo que se conoce como una sesión soft del spanking, o el cachete amateur.

El cachete invertido

Sin más rodeos. Imposible de encontrar un póster o una ilustración en el que el cachete se practique a la inversa. Pero la redacción ha hecho un estudio de campo (con nuestros compañeros como conejillos de Indias) para saber más sobre ellos. Resultados: para unos la excitación no está en el cachete si no en el juego de rol que hay detrás, mientras que otros reconocen que una cachetada sorpresa puede despertar la libido. Eso sí, antes de lanzarte a practicar el tambor en las nalgas de tu nuevo chico pregúntale en qué bando juega.

El cachete profesional

Como en todas las disciplinas hay una clasificación, un ranking. Y el profesional es “el que sabe más” y punto. El que ha pasado del nivel es-mi-primera-vez al quiero-más-baby y conoce todas las técnicas y utensilios para hacer que ese cachete inocente te lleve a la velocidad del AVE al paraíso del orgasmo. Ve apuntando las fustas y otros juguetes fetichistas para tu próxima sesión.

El cachete “sado” del cine

A pesar de que algunos se siguen escandalizando al descubrir algunos de los pasajes de la serie de E.L. James (que acaba de publicar su 4ª entrega), y eso que hubo spoiler a mansalva, el cachete con tintes sado ya había hecho vibrar la gran pantalla con una escena de 5 minutos y 42 segundos en La Secretaria. Apostamos que Maggie Gyllenhaal y James Spader dieron ideas a más de uno y provocaron alguna que otra crisis cardíaca.

Permitir que se depositen las cookies para acceder al contenido.

El cachete científicamente correcto

Es el que te da placer, sin más. A tí te excita, a él/ella también. No hay más que añadir. Cada uno juega su rol, los intercambiáis y el resto lo deciden vuestra libido y las pulsaciones de vuestras manos. Otra cosa es lo que piensen los vecinos. ¿Habéis probado a insonorizar la habitación? ¡Porque hace tres semanas que no pego ojo!

El cachete surprise

Es el clásico. Estáis bailando y una mano se desliza desde la cintura hasta el fondo del bolsillo de tu pantalón, Empieza lo que se conoce como “exploración del terreno”. ¡Lo validas! Ahora tienes vía libre. Si tu trasero ha pasado a ser la excusa para jugar no dudes en plantarle la batalla colonizando el suyo. El resto ya lo dejamos en tus manos…

 

 

 


¿A qué estás esperando? Register

Parejas enamoradas que se conocieron en Meetic

Tu historia más bonita

No dudes en contar tu historia o en, simplemente, dar algunos consejos a aquellos que buscan el amor...

Compartir

Descubre los Eventos Meetic
Descubre los Eventos Meetic
Events

VOTA

Amistad chico y chica: ¿mito o realidad?
© Up To Date - Meetic

Cerrar X

x Si continúas navegando, aceptas la utilización de cookies para la obtención de estadísticas de audiencia y proponerte servicios y ofertas adecuados a tus intereses, botones con los que podrás compartir contenido, así como contenidos compartidos desde otras plataformas sociales. Más información