Encuentros Meetic / Home / CONSEJOS LOVE / ¡Alerta tiburones! Kit para ligar en la playa sin morder…
share on facebook

¡Alerta tiburones! Kit para ligar en la playa sin morder…

Getty Images

La playa, las sombrillas y la toalla se han convertido en el escenario ideal de muchos a la hora de desplegar todas sus tácticas seductoras. Reconócelo, el solete, los mini bikinis, las olas, las sesiones de vóley playa, los masajes, la cervecita, en fin, que hasta la señora que prepara bocatas para los nietos desprende dosis de sex appeal, ¿será por el morenito? El mundo veraniego es lo más parecido entonces al paraíso, hasta que te tropiezas con algún bellezón (que añaden esa chispa de erotismo a la escena) y no te queda otra que despertar del sueño estival antes de que se esfume de tu campo de visión.

Te pillará desprevenido, entrará en escena sin hacer presentaciones, ni te avisarán con pancartas del cambio de escenario. Y entonces sacarás tus armas de seducción. Pero cuidado…

Soy una máquina sexual, ¿tienes una moneda?

A tus clases de natación y los 15 kilómetros de media de carrera se han sumado los dos meses de pesas y musculación. En el gimnasio te tratan ya como a un cliente VIP. Tu lema, lo tienes pegado en la taquilla: Cuida de tu cuerpo. Es el único lugar que tienes para vivir. (Jim Rohn). Vaya, eres lo que se dice un máquina del deporte y tus músculos la envidia de media playa (esa que se ha tirado las tardes jugando a la play station y las noches de los sábados comiendo pizza 4 quesos). Así que después de terminar tu desfile mientras más de una/o se ha bajado las gafas de sol al pasar de lado, te acercas a esa belleza que has visto al borde de la orilla y le lanzas un: “¿hacemos una carrera?“. Piensas: le voy a dejar un margen de ventaja para que vea que soy majo, aunque los dos sabemos que mientras se decide o no a tirarse al agua, yo ya he tenido tiempo de llegar a las Baleares. Recomendación: ¡evita el postureo!

Chicas: Me ha tocado el listillo de turno. Da igual lo que responda porque lo utilizará como excusa para lanzar una conversación. Y si.. ¿le digo que sufro calambres, seguido de ataques espasmóticos, al contacto con el agua fría? (sí, reconozcámoslo, son las mejores a la hora de poner excusas).

No soy torpe, la gravedad me tiene manía

El canto de sirenas ha llegado hasta tu toalla, su risa contagiosa te ha despertado de esa siesta en la que soñabas que te hacías un triple mortal desde una piscina olímpica mientras abrías una Coca-Cola y saludabas a tus fans. Ella se quedaba asombrada. Entonces tú corrías… y de pronto alguien te interrumpe y te saca por sorpresa de tu mundo fantástico. ¿Perdona, puedes mover tu toalla unos metros? Tu lata de Coca-Cola me está mojando mi bolso. ¡Ups! Después de que tu cara se haya enrojecido como a una gamba, igual que el guiri que viene por primera vez a la playa con calcetines y sandalias pero sin protección solar, te quedas en blanco. Era ella.

Chicas: ¡Qué entrañable! Lo mismo es extranjero y no me ha entendido, voy a tener que dejarle un poco de protección solar porque si no en dos horas va a acabar como un filete de solomillo a la brasa, a ver cómo se decía eso en inglés… ¡Excuse-me-sun-cream-important!

Dime cómo te llamas y te agrego a mis favoritos

Ha tardado 7 minutos 33 segundos en cruzar de las duchas al paseo marítimo y ahora se calza las sandalias. Lo has cronometrado, claro. Hay que intentar saber cómo es esa mujer antes de seducirla. Y mientras sales de tus cálculos cuánticos has sentido un temblor bajo el suelo, (no, no es tu móvil, ni Candy Crush, ni Angry Birds…), quizás son los nervios. Analizas la situación y después de unos minutos el balance es positivo, no tienes nada que perder. Así que te llenas de valor y en un intento de llamar su atención le sueltas un piropo improvisado, de esos de versión digital para que quede claro en qué bando juegas.

Chicas: Acabas de oír algo del estilo: “Quisiera ser un pendrive para tu puerto USB” y tu radar love se ha activado. Comienza la sesión de reconocimiento: camiseta negra de la serie Breaking Bad, gorra de la última edición del salón de videojuegos, una mochila con pins del comecocos de colores, una pinta de Guiness y un Ipod con South Park en la carcasa. ¡Vaya, lo que se dice un friki con alma de romántico! Y entonces tú te dices: “acabo de actualizar el antivirus de mi ordenador pero no le diría que no a una cerveza”. Nosotros estamos de acuerdo, las mujeres son imprevisibles. Hé aquí una de las claves de la seducción.

 

S.D.

 

 

 

 

 

 


¿A qué estás esperando? Register

Parejas enamoradas que se conocieron en Meetic

Tu historia más bonita

No dudes en contar tu historia o en, simplemente, dar algunos consejos a aquellos que buscan el amor...

Compartir

Descubre los Eventos Meetic
Descubre los Eventos Meetic
Events

VOTA

Amistad chico y chica: ¿mito o realidad?
© Up To Date - Meetic

Cerrar X

x Si continúas navegando, aceptas la utilización de cookies para la obtención de estadísticas de audiencia y proponerte servicios y ofertas adecuados a tus intereses, botones con los que podrás compartir contenido, así como contenidos compartidos desde otras plataformas sociales. Más información