Encuentros Meetic / Home / LOVE YOUR IMPERFECTIONS / IMPERFECCIÓN #3 : Ser (un poco) desastre
share on facebook

IMPERFECCIÓN #3 : Ser (un poco) desastre

Getty Images

Eres un desastre nivel proficiency. No das pie con bola. Vas por la vida como un elefante en una cacharrería y no eres lo que se dice un lumbreras, entonces ha llegado el momento de plantearse alguna de estas cuestiones:

– ¿Sueles derramar la copa en los restaurantes?

– ¿Te tropezaste subiendo las escaleras el día de tu graduación?

– ¿Has tenido un accidente en la cinta de correr del gimnasio?

– ¿Tienes contratado un seguro a todo riesgo para la pantalla de tu ordenador?

– ¿Incapaz de montar en bici sin caerte? (y ya no hablar de soltar el manillar)

– ¿Se te ha caído el móvil a la taza del váter de la discoteca a las 5h30?

Si te has sentido identificado/a con alguna, varias o todas (¡Medalla de oro, sí señor!). Entonces estás de enhorabuena porque ser torpe es la imperfección más adorable de todas.

Sé natural

No intentes esforzarte en medir tus movimientos, ser un poco torpe no es grave. Y si te sirve de consuelo, no eres el único que ha mandado un mensaje indebido a su madre a las tres de la mañana pensando que era la chica con la que llevas tonteando varias semanas.

Puede que ella ya se haya dado cuenta, lo hizo en el que momento en el que te vio cruzar la puerta con el jersey puesto del revés, o al ver la etiqueta que colgaba aún de la camisa. No te preocupes, tienes un don para llegar al corazón de tu acompañante así que juega bien tus cartas. ¿Quién sabe si esa persona se convertirá en tu amuleto de la buena suerte? O mejor aún, ¿y si es tan o más torpe que tú?

Un pequeño accidente como consecuencia de una torpeza crónica puede ser más útil de lo que parece, en lugar de esconderlo, dilo abiertamente: “te aconsejo que mantengas un perímetro de seguridad de 3 metros entre todo aquello que sea susceptible de romperse y yo”, seguro que le arrancas una sonrisa, y no os faltarán anécdotas que recordar.

Rompe el hielo

Que no desaparezca tu sexto sentido para las catástrofes. Una persona que sea algo más patosa de lo normal suele despertar mucha ternura entre los que están a su alrededor, mejor ser torpe que mostrar un carácter demasiado prepotente. Y si no puedes evitar el posterior ataque de vergüenza, el típico “tierra, trágame”, que no cunda el pánico porque ponerse como un tomate también resulta entrañable.

Precisamente en una primera cita la tensión suele palparse en el ambiente así que sácale partido a esta imperfección para convertirla en el punto fuerte que acabe rompiendo el hielo entre vosotros. Seguro que esa persona, después de ver que no está ante un Don/Doña Perfección se siente más segura de sí mismo y en seguida habréis ganado en confianza.

Que se te trabe la lengua, chocarte con el cartero que pasa de lado, o ruborizarte a la mínima, todo vale si sabes llevarlo con humor, ¿Listos para ponerlo en práctica?

 

A.P.


¿A qué estás esperando? Register

Parejas enamoradas que se conocieron en Meetic

Tu historia más bonita

No dudes en contar tu historia o en, simplemente, dar algunos consejos a aquellos que buscan el amor...

Compartir

Descubre los Eventos Meetic
Descubre los Eventos Meetic
Events

VOTA

Amistad chico y chica: ¿mito o realidad?
© Up To Date - Meetic

Cerrar X

x Si continúas navegando, aceptas la utilización de cookies para la obtención de estadísticas de audiencia y proponerte servicios y ofertas adecuados a tus intereses, botones con los que podrás compartir contenido, así como contenidos compartidos desde otras plataformas sociales. Más información