Regístrate gratis
Conocer gente en España
Buscar
6 millones
de parejas
Perfiles
verificados
Eventos para solteros

Conocer gente
en Ibiza

Ibiza

Ibiza es uno de los mejores destinos del mundo para conocer gente. Naturaleza, playas, fiestas de día y de noche, discotecas y paisajes de interior conforman una oferta única declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Con apenas 40 kilómetros de un extremo a otro, Ibiza es un sitio idílico donde encontrar aguas claras que invitan al baño, paisajes tranquilos de aire rural, temperaturas suaves y un sol generoso que brilla durante casi todo el año, un ambiente perfecto para entablar contactos con otros solteros que también estén en Meetic.

Playas y rincones

Ibiza cuenta con calas diminutas, extensas playas de arena fina y parajes de dunas. La playa de Las Salinas es una de las más bellas del Mediterráneo. Allí se dan cita cada verano futbolistas, artistas e incluso aristócratas. Situada dentro del Parque Natural de Ses Salines, esta playa está protegida por un entorno intacto que invita a caminar y descubrir los estanques de los que se extrae la sal. Su arena blanca y las vistas a Formentera la convierten en una de las mejores playas de Europa, ideal para tener una cita o conocer gente frente al mar, aunque Ibiza dispone de muchas otras alternativas como Cala d’Hort, coronada por un islote imponente, o Cala Saladeta, donde las puestas de sol resultan espectaculares.

Pero Ibiza es mucho más que sol y mar. En el interior de la isla hay lugares que vale la pena descubrir, como el yacimiento fenicio de Sa Caleta, la necrópolis de Puig des Molins, o el centro histórico de Eivissa, Dalt Vila. Si algo prima en Ibiza es la diversión, y esa vitalidad se refleja en su variada agenda cultural y en su ocio nocturno. La noche de Ibiza es conocida en todo el mundo, no sólo por sus locales de moda y discotecas sino por las numerosas actividades desarrolladas cuando desaparece el sol, como mercadillos callejeros, terrazas, actividades culturales al aire libre o actuaciones musicales. Miles de jóvenes llegan cada año para disfrutar de las últimas tendencias musicales y bailar a cualquier hora del día. Además, Ibiza está bien comunicada por avión: desde su aeropuerto parten vuelos regulares que la unen con el resto de las Baleares con diversas capitales europeas.

Discotecas y fiestas en barco

Ibiza cuenta con decenas de enormes discotecas, como Pachá, Amnesia, Space, Privilege o Edén, que abren cada noche desde las doce hasta altas horas de la mañana. Cada discoteca tiene sus fiestas programadas, por lo que cada noche existen varias posibilidades de escuchar distintos estilos de música y disfrutar de ambientes variados. No hay mejor escenario en el sur de Europa para conocer a otros solteros y salir de fiesta con amigos o en pareja.

Además, desde hace algunos años las fiestas en los barcos se han ido consolidando como uno de los pilares fundamentales de la oferta de ocio de Ibiza, donde las vacaciones no se completan hasta participar en uno de estos eventos. Las opciones son múltiples y los promotores ofrecen fiestas a bordo de barcos para todos los gustos. Los puertos de salida son San Antonio, la ciudad de Ibiza o la Playa d’en Bossa, la mayoría incluyendo una inolvidable puesta de sol desde el mar. Muchas de estas fiestas incluyen la entrada a una discoteca por la noche en el paquete, justo después de la travesía.

Excursiones y aventuras

Ibiza ofrece decenas de excursiones y visitas, algunas de ellas en veleros, catamaranes o lanchas, una oportunidad para conocer gente o concertar una cita romántica. A pie puede irse hasta Ses Torres d’en Lluc, una de las sorpresas más interesantes del norte de la isla que permite disfrutar del abrupto paisaje de la costa de Sant Mateu y ofrece la posibilidad de contemplar unas ruinas arqueológicas de fundación desconocida y naturaleza mítica. También el río de Santa Eulària, en su zona de desembocadura, constituye un paisaje sorprendente e inédito en Baleares. Para los amantes de la naturaleza, el Pla de Corona es la mejor opción. Los ibicencos recomiendan un paseo por el Pla en febrero, durante la floración de los almendros, pero la llanura es un espectáculo también en primavera, con los frutales ya verdes, los campos llenos de flores y los siempre presentes islotes de Ses Margalides bajo los acantilados de Es Amunts.