Sexualidad durante el confinamiento

A pesar de que el confinamiento nos afecta a todos por igual, cada situación es muy diferente, dependiendo de si estamos confinados con nuestra pareja de siempre o con alguien que hemos conocido hace tan solo unos meses. Y claro, esa diferencia se hace aún más notable si estamos confinados… solo con nosotros mismos. Muchas son las personas solteras que viven este aislamiento forzado como una doble condena. No podemos vernos en persona y mucho menos disfrutar de una relación sexual satisfactoria en pareja. Respiremos hondo y tomemos un poco de perspectiva para intentar considerar cada situación desde un nuevo ángulo. Nos daremos cuenta de que la realidad de los que viven en pareja no es tan excitante como podría parecer en un principio. Por otro lado, la situación de las personas solteras podría ser la mejor ocasión para reinventar nuevas armas de seducción más eróticas de lo que podamos imaginar.

El confinamiento: ¿un buen momento para la vida sexual en pareja?

A primera vista, podríamos pensar que sí. Con todo este tiempo libre, las parejas confinadas aprovecharán sin duda para hacer el amor con más frecuencia, más pasión y más tiempo, ¿no? Pues según los psicólogos y los coachs expertos en relaciones amorosas, la cosa no está tan clara. Entre estar codo a codo las 24 horas al día, el teletrabajo, la posible supervisión de los deberes de los niños y la cantidad de datos ansiógenos que nos llegan, la vida sexual en pareja también se ve afectada. En cuanto a las parejas jóvenes, obligadas a reducir su «luna de miel», ese famoso periodo de descubrimiento mutuo de los cuerpos y las almas, para confinarse juntos; podemos imaginarnos las dificultades de tener que enfrentarse a una cierta rutina sexual. Así, al enfrentarse a la prueba del confinamiento, las parejas que viven bajo el mismo techo a menudo acaban considerando las siguientes cuestiones: ¿Cómo hacemos durar nuestra relación? ¿Cómo reavivar la llama de la pareja en el día a día?

Aprender a amar a distancia: las ventajas del slow dating

«Quédate en casa», el mensaje está claro. Mientras las normas sanitarias sigan en vigor, es imposible quedar en persona. Pero estas medidas no te impiden relacionarte con gente nueva online y aprender a conoceros mejor detrás de la pantalla. De hecho, en la página y la aplicación de citas de Meetic, el número de conexiones entre personas solteras no ha disminuido. ¡Todo lo contrario! ¿El confinamiento retrasa el momento de conocerse en persona? Sí, pero también nos permite pararnos un momento y reflexionar en nuestros deseos y nuestras expectativas. Las múltiples personas solteras (sobre todo mujeres, pero también hombres) que a veces se sienten fatigadas al buscar pareja por la inmediatez de las citas online, agradecerán sin duda el poder volver a tomarse el tiempo necesario para tener conversaciones más largas, más interesantes, más profundas y más sinceras. En el concepto del slow dating, el deseo y el amor van finalmente de la mano y las historias auténticas son aquellas en las que cada uno se toma el tiempo de conocerse antes. Obviamente, la relación física y sexual es uno de los cimientos de la pareja, pero la complicidad, la empatía, el apoyo y la admiración también son importantes a la hora de comenzar una historia de amor real. Por suerte, estas emociones y sentimientos pueden nacer detrás de una pantalla de ordenador o de móvil.

Relación amorosa a distancia: un espacio para la imaginación y la creatividad

¿Cuánto más larga, mejor? Si la experiencia del slow dating se ha vuelto seductora y te ha permitido conocer mejor a la otra persona online, solo te queda llevar bien la espera y aliviar la frustración sexual que genera el confinamiento de ocho semanas. Para eso, nuestro cerebro humano tiene un montón de recursos. He aquí nuestras sugerencias para (casi) olvidarnos del tiempo y calmar los ardores del cuerpo.

Juegos y ejercicios para vivir un amor a distancia

Los días acaban siendo todos más o menos iguales. Por eso, incluso si tenéis un montón de cosas que contaros, os arriesgáis a quedaros sin temas de conversación. Esto es totalmente normal en esta situación «anormal». Nuestro mejor consejo para burlar el tiempo de espera antes de conoceros es… ¡jugar! Recuperad el placer de los juegos de mímica, «nombre, cosa y animal», retratos chinos… Atreveros con una partida de Trivial Pursuit online o hasta con un Scrabble intentando conseguir el máximo número de palabras largas… o pícaras. Absorbidos por la imaginación, el tiempo pasará volando mientras creáis nuevas conexiones.

Para aliviar la frustración ligada a la ausencia de contacto físico y sexual, usa la tecnología para eliminar las barreras entre lo virtual y lo real: organiza un encuentro cara a cara con una videollamada y comparte una cena romántica, planifica una sesión de Netflix simultanea o llevaros de paseo gracias a la cámara de vuestro móvil. Por último, no olvidéis hacer ejercicio con regularidad mediante las sesiones online (yoga, fitness…). Además de despejar la cabeza, practicar deporte libera endorfinas, que crean una gran sensación de bienestar y relajación en el cuerpo. Escuchar música también permite activar la dopamina, otra hormona naturalmente presente en nuestro cuerpo que genera sensaciones de placer. Es cierto, todo esto no se puede comparar con un orgasmo compartido, pero mientras esperamos a que acabe el confinamiento, todo lo que pueda haceros sentir mejor manteniendo el contacto, es bueno.

Descubre otros consejos en nuestra página de coaching VOD gracias a los videos gratuitos realizados en alianza con nuestros Expertos en coaching amoroso.

También escucha los episodios de nuestro podcast Amor y Cuarentena, producido por la talentosa Penélope Boeuf de la Toile en Écoute, para llenarte de consejos y vibraciones de amor.